La enseñanza del español en Bélgica

Puente 113(2003)

En las discusiones entre profesionales que tratan de la enseñanza del español es frecuente valorar globalmente las variaciones que se experimentan entre el alumnado. Pero con frecuencia se carece de datos fiables.

Por ello en 1996 la Consejería de Educación inició la confección del mapa del español en Bélgica, en el nivel de enseñanza secundaria, tanto en Flandes como en Valonia. En 1998 se realizó el mismo estudio en los niveles no-universitario (Hautes Écoles et Hogescholen), y universitario.

Durante el curso 2001-2002 se estimó oportuno realizar nuevamente ese trabajo de recopilación de datos en todos los niveles. La Asesoría Técnica fue recibiendo información de los Centros educativos y de los profesores y elaboró un análisis de todos los datos obtenidos, lo que ha dado lugar al libro La Enseñanza del español en Bélgica (2002).

El estudio se inicia con unas consideraciones generales sobre Bélgica y los principios generales de la enseñanza en este país. Si bien estos datos no aportan ningún aliciente para los belgas, sí resultan de interés particular para los españoles que deseen enterarse de la particularidad de la enseñanza en sus múltiples facetas.

El aspecto más interesante del libro reside, a mi juicio, en la indicación del número de alumnos de español por nivel educativo, comunidad lingüística y red de enseñanza. Sin pretender repetir aquí todos los datos que se expresan en el estudio, los alumnos se distribuyen así :

Enseñanza secundaria 10.767
Enseñanza no universitaria 12.802
Enseñanza universitaria 3.166
Educación de adultos 19.020
TOTAL 45.755

Si tomamos como punto de partida los primeros estudios a que hacíamos referencia anteriormente, se observa que en estos años ha habido un incremento de 11.530 alumnos, especialmente en el área de Educación de Adultos.

El estudio analiza a continuación el número de profesores de español (885) y destaca la preparación y motivación del profesorado belga, tan necesarias para la enseñanza del español.

Después de estudiar la realidad de otros centros educativos donde se imparte también español (Agrupación de Lengua y Cultura españolas, Escuelas Europeas, Instituto Cervantes, Comisión Europea) se realiza una exposición de la labor ejercida por la Consejería de Educación y de las perspectivas de la realidad del español en Bélgica.

El libro finaliza con una relación de todos los centros educativos belgas donde se enseña español, diferenciados nuevamente por nivel educativo, comunidad lingüística y red de enseñanza. Esperamos que dicha relación corresponda lo más exactamente posible con la realidad y si alguien observase alguna incorrección u olvido puede notificarlo a la Asesoría Técnica para futuros estudios.

Con el fin de que las personas no hispanoparlantes puedan comprender dicho estudio se han traducido las partes más importantes al francés y al neerlandés, en separatas que van anejas con el libro.

Consideramos que La Enseñanza del español en Bélgica permite ahora hablar con mejor conocimiento de causa de la enseñanza del español y esperamos que futuros estudios similares pongan de manifiesto el aumento de más alumnos deseosos de hablar una lengua extendida por el mundo entero.

Luis Mª ARETA ARMENTIA