Encuentro con la Consejera de Educación

Puente 124(2006)

Siguiendo con su ciclo de encuentros con los actores de la lengua española en Bélgica, la S.B.P.E. tuvo el privilegio de conversar con la Sra. Consejera de Educación de la Embajada de España, Dña. María González Encinar.
Esta profesora de universidad, dedicada a la docencia y a la investigación, llegó a Bélgica hace casi un año, país que ya había visitado antes como turista; le interesa el bilingüismo que le parece enriquecedor, y también la estructura federal muy cercana a las comunidades autónomas españolas.
Tiene una formación en geografía humana y política y orientó sus actividades sobre temas de emigración, principalmente de España hacia Latinoamérica. Sus experiencias anteriores en el exterior de su país fueron para proyectos de investigación en Lationamérica, con estancias en Panamá, Colombia, Costa Rica y la República Dominicana. Como profesora Titular de la Facultad de Ciencias Politicas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, trabajó sobre temas orientados hacia Lationamérica y la Unión Europea, y también sobre temas de cooperación al desarrollo en el tercer mundo. Ocupó puestos de gestión en la Universidad, en el Departamento de Ciencia Política.
Así que este puesto en la Consejería de Educación le pareció una posibilidad de trabajar en la educación porque quería conocer desde fuera de la universidad los cambios ocurridos en el sistema educativo español. Además le interesaba trabajar con docentes emigrantes (ella misma procede de Galicia y ha conocido a personas que han emigrado a Europa, y tiene familia emigrada en Latinoamérica). Por otra parte, el puesto en Bruselas es muy enriquecedor para ella porque tiene un ámbito amplio, puesto que cubre Bélgica, Holanda y Luxemburgo.
Su labor cotidiana es conducir a buen término los programas de los que se encarga una Consejería y explorar nuevas vías de cooperación y colaboración para difundir la lengua y la cultura españolas. Así que sus objetivos principales son mantener, reforzar, impulsar lo que se hace bien, buscar nuevos caminos y colaborar con las instituciones del país (en este caso de los países) que se ocupan de la lengua.
Para llevar a cabo esta tarea, cuenta con el apoyo del equipo de la consejería,: la secretaria general, el personal administrativo, los asesores que tienen una formación específica en la lengua y los profesores que dan las clases de lengua y cultura españolas para los descendientes de españoles.
En cuanto a sus proyectos quisiera incrementar la presencia en las aulas españolas para chicos, con la ayuda de campañas de difusión, pero también con una mejora de la calidad y de la infraestructura (material audiovisual, didáctico…). El proyecto del Ministerio de Educación y Ciencia es que estos descendientes de españoles, al finalizar las clases, puedan presentarse al Diploma de Español Lengua Extranjera (DELE), lo que les daría un diploma con reconocimiento internacional.
Otro de sus importantes objetivos es también la formación y la ayuda a los profesores de ELE. Conocemos todos el ciclo sobre las Comunidades Autónomas, que es posible en Bruselas gracias a la presencia de las oficinas de estas Comunidades Autónomas. También se organizan jornadas de formación y los profesores belgas tienen a su disposición el Centro de Recursos.
Asimismo es su intención abrir nuevos caminos de colaboración con los departamentos universitarios donde se enseña el español y donde se están formando los futuros profesores, y reconocer la labor hecha en este país para la difusión de la lengua española. Todo esto sobre la base de que hay que difundir el español como lengua importante en el ámbito económico, cultural y científico y reforzar la idea de que el español no es sólo lengua de vacaciones. Para apoyar este hecho, organizará en noviembre la tercera edición de un congreso de español para fines específicos. Es el único congreso internacional de estas características que existe.
Tiene cinco años para establecer relaciones y vías de colaboración con las instancias con capacidad decisoria en este país porque lo que quiere hacer es sumar, incorporar lo positivo que ha encontrado al llegar aquí sabiendo muy bien que la Consejería está para apoyar a los profesores en términos didácticos y en todas las iniciativas conducentes a reforzar la presencia del español en los países donde dichos profesores desempeñan su labor docente.

Mireille VERDIÈRE y Viviane VERNIMMEN