Encuentro con Jerónimo Tristante

Entre las muchas actividades propuestas por la Consejería de Educación de la Embajada de España, cabe mencionar el encuentro ocurrido el pasado día 18 de marzo con el escritor murciano Jerónimo Tristante, autor de novelas policiacas como El misterio de la casa de Aranda (ediciones MAEVA), cuya lectura fue propuesta a los profesores de español.

Jerónimo Tristante nació en Murcia, a finales de los setenta, y es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de su ciudad natal. Trabaja como profesor de biología-geología en la secundaria y una parte de su actividad consiste en la escritura de novelas.

Vino a Bruselas a presentar y hablar de una de sus últimas novelas, El misterio de la casa de Aranda, cuya acción se sitúa en el Madrid de finales del siglo XIX. En esta casa, en épocas diferentes, tres mujeres matan o intentan matar a sus maridos, tras la lectura de la Divina comedia ; también tiene lugar el asesinato de varias prostitutas. Todos estos misterios intenta resolverlos el detective Víctor Ros.

En un encuentro informal con los profesores belgas, Jerónimo Tristante intentó explicar cómo le vienen las historias que escribe, pensando siempre en un posible lector, pues le obsesiona que la gente sencilla lea y se divierta.
Gran seguidor y aficionado a los escritores del siglo XIX, a quienes quiso homenajear, sitúa sus novelas en esa época, que le llama mucho la atención. Además, como la mayoría de las novelas de detectives en España están ambientadas en la época actual, él quiso describir otra época y optó por ambientar sus novelas en el siglo XIX.
Para ello necesita documentarse y uno de los retos es conseguir el equilibrio para poder contar la vida cotidiana sin llegar a publicar un libro de documentos sobre una época.

Para Jerónimo Tristante, existen dos tipos de escritores : los que piensan colaborar en la cultura occidental, o sea que son más intelectuales, y los que cuentan historias sabiendo que hay alguien al otro lado : el lector. Y él pertenece a esta segunda clase.
Además, como El misterio de la casa de Aranda fue publicado también en libro de bolsillo, facilita que los profesores lo usen como lectura con los chavales. Y si consideramos que los índices de lectura en España son muy bajos, este tipo de novela ayuda a atraer a la gente a la literatura puesto que, según el autor, hay que leer, sea lo que sea.

¿Cómo se informa para la redacción de sus libros ? Los recursos principales son los libros, internet, las hemerotecas, las bibliotecas. Claro que internet agiliza mucho el trabajo.
Y concluyó explicando que ya tiene el esqueleto, la estructura de la novela antes de escribirla o sea que sabe muy bien lo que va a pasar al final.

Mireille VERDIÈRE