Entrevista a Montse Calle, asesora de la consejería de Educación

Puente 182 (diciembre 2021)

Entrevista a Montse Calle, asesora de la consejería de Educación

1 ¿Podéis presentaros a los profesores belgas? ¿Quiénes sois, de dónde sois?

Me llamo Montserrat Calle Brox y soy asesora técnica de la Consejería de Educación de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo desde el 1 de septiembre de este año. Llegué adscrita a esta Consejería tras haber superado un concurso-oposición convocado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional español en noviembre del 2019, que finalmente tuvo lugar entre mayo y junio del 2021 y para el que me preparé bastante. Fue un proceso un poco duro por la irrupción de la pandemia del Covid-19, el confinamiento, el cambio a la enseñanza en línea, el aplazamiento del concurso y sobre todo la incertidumbre de saber si se llevaría a cabo o no…pero al final se pudo hacer y yo conseguí mi plaza. 😉

Soy natural de Barcelona, ciudad en la que crecí, hice mis estudios y donde he pasado la mayor parte de mi vida. También estuve viviendo en otras dos ciudades de España: Santander (Cantabria, en el norte) y Cádiz (Andalucía, en el sur). Estas ciudades españolas son muy diferentes entre sí, pero las tres son costeras y bellísimas. A mí siempre me ha gustado vivir cerca del mar. Además, me fui un par de años a Francia al terminar mis estudios de Filología Francesa para trabajar allí como profesora de español, perfeccionar mi francés y adquirir esos conocimientos lingüísticos y socioculturales que, en mi opinión, solo se obtienen verdaderamente viviendo en el país.

En España soy funcionaria del cuerpo de Profesores de Escuelas de Idiomas por la especialidad de francés. Llevo ya 25 años trabajando como profesora de francés en este tipo de enseñanza pública, que en España se considera “enseñanza de régimen especial” y no es obligatoria. Trabajar en estas escuelas es muy satisfactorio ya que los alumnos están muy motivados para aprender los idiomas extranjeros y generalmente se implican mucho en su aprendizaje. Se siguen los niveles del MCER (Marco Común Europeo de Referencia) y se puede estudiar desde el A1 hasta el C1 o C2 (según las lenguas).

2 ¿Cuándo llegasteis a Bélgica? ¿Cuáles fueron vuestras primeras impresiones?

 La verdad es que había visitado un poco Bélgica como turista en dos ocasiones anteriores, así que cuando llegué para instalarme a finales de agosto ya conocía un poco Bruselas. La primera vez que aterricé en el país fue en julio del 2016 y me pilló una ola de calor muy sofocante. ¡Yo que venía buscando un verano más fresquito para huir del calor húmedo de Barcelona! Además de Bruselas visité algunas ciudades de la zona flamenca, principalmente el “trío” turístico: Brujas, Gante y Amberes. Son ciudades con una arquitectura urbana muy atractiva, que invitan a callejear, a pasear en barco por sus canales…

La segunda vez fue en octubre y, como no, con tiempo lluvioso. Me limité a conocer mejor Bruselas y me pareció una ciudad muy interesante y animada. De hecho, en mi concurso-oposición elegí Bélgica como primera opción y ¡obtuve mi plaza aquí!

3 ¿Qué os parece Bélgica?

Bruselas es una ciudad en la que no me siento extraña, su carácter cosmopolita está siempre presente, en este sentido me recuerda mucho a Barcelona. Tiene bastante oferta cultural y de ocio. La gente me parece amable, se nota que está acostumbrada a tratar con extranjeros. Además, yo también he crecido en un ambiente de bilingüismo ya que en Cataluña se habla español y catalán, ambas lenguas oficiales.

En cuanto al resto del país, lo voy descubriendo poco a poco, ya sea por desplazamientos de trabajo o por salidas de ocio el fin de semana. Me encanta que no sea muy grande para poder recorrerlo fácilmente e incluso cambiar de país en dos horas o menos. La situación de Bélgica es bastante privilegiada y ese es uno de los motivos que también me atrajeron a la hora de solicitarlo como destino de trabajo.

He trabajado con una compañera belga durante 8 años, que vivía en Bruselas y que ya me había contado cosas de su país, sus peculiaridades y a veces contradicciones, así que tenía conocimiento de algunos aspectos más negativos y por eso quizás no me han sorprendido tanto al instalarme en la ciudad. Por ejemplo, el sistema de recogida de basuras o la dificultad para realizar algunas gestiones administrativas. Y al clima gris y lluvioso, no me queda otra que acostumbrarme, aunque cuando veo la belleza de esos bosques y paisajes tan verdes… ¡lo soporto mejor!

4 ¿Cuánto tiempo os vais a quedar aquí?

El puesto de asesora técnica en la Consejería tiene un límite de cinco años, así que espero poder quedarme hasta agosto del 2026. De momento llevo tres meses y estoy encantada con el trabajo que hago y con todo el equipo de la Consejería.

 

Después de este periodo debería reincorporarme a mi puesto anterior como profesora de francés en una Escuela Oficial de Idiomas, ya que como he explicado antes soy funcionaria del Ministerio de Educación. Si no fuera así tendría que solicitar una excedencia.

5 ¿Ya habéis tenido contacto con profesores belgas?

He empezado a establecer contacto con profesores de español del país que trabajan en centros educativos de Bruselas y de la zona francófona en los que tenemos Auxiliares de conversación españoles, un programa de movilidad internacional para jóvenes, que en el caso de Bélgica y España es bilateral.

Hasta la fecha, curiosamente, la mayoría de los profesores con los que he tratado son de origen español y afincados en Bélgica. Me he puesto en contacto con ellos ya sea para proponerles actividades en español para sus alumnos, con carácter gratuito, o para presentarles algún programa de la Consejería relacionado con la promoción y difusión del español. Entre otras funciones, soy coordinadora del programa “Veo en español”, una plataforma que proporciona obras cinematográficas (películas o secuencias, trailers, cortos y documentales) del mundo hispánico con explotación didáctica para llevar el cine al aula.

Lamentablemente, en estos momentos, la evolución desfavorable de la pandemia está haciendo que las relaciones sean un poco más difíciles ya que hemos tenido que aplazar algunas actividades presenciales que teníamos programadas en algunos centros y que llevaremos a cabo a partir de enero, en espera de que la situación mejore.

Por otra parte, estamos actualizando y mejorando nuestra base de datos de centros donde se estudia español para ampliar nuestro ámbito de actuación. Pero esta tarea no resulta muy fácil por la estructura de la educación en Bélgica.

6 ¿Tenéis proyectos particulares que queráis realizar aquí?

Si te refieres a proyectos personales, aún no he tenido mucho tiempo para pensar bien en ello, aunque hay algunas ideas que me van rondando por la cabeza, relacionadas con estudios. Primero prefiero estar bien asentada y adaptada al trabajo y para eso voy a dejar que transcurra este primer año.

A nivel profesional, mi compañera también asesora Nerea Martínez y yo tenemos algunos proyectos que queremos realizar de forma conjunta y dejar así nuestro granito de arena particular en la Consejería.

7 ¿Tenéis algún mensaje para los profesores belgas?

Me gustaría tener más contacto con los profesores belgas de español para que conozcan bien lo que hacemos en la Consejería de Educación porque estoy segura de que se van a interesar por nuestras propuestas: actividades de formación y concursos para el profesorado de ELE, con posibilidad de obtener algún premio consistente en un curso-estancia gratuito en una escuela de español en España; actividades en español gratuitas para sus alumnos y programas de apoyo a la enseñanza del español, como el “libroclub eLeo” y el portal de cine “veo en espaÑol”. Por eso, los animo a que se pongan también ellos en contacto con nuestra Asesoría a través de nuestra página web. Y es que, en definitiva, todos tenemos un objetivo común, que es difundir la lengua y la cultura españolas.

Muchas gracias