Terra Alta, Javier Cercas

Puente 181 (septiembre 2021)

Terra Alta- Javier Cercas- Planeta-Barcelona-2019

Terra Alta pertenece a la llamada novela criminal y representa un giro radical en la obra de Javier Cercas, aunque quedan los habituales soportes de su escritura que son la intencionalidad moral y la reflexión moral. Si bien el relato respeta las convenciones del relato policíaco (hay crímenes, asesinos, policías y suspense), Cercas lo inserta en la narrativa tradicional que cuenta una historia fuerte ofrece una galería de personajes interesantes y se adorna con descripciones.

Terra Alta…  ¿Quién podría, sin dudarlo, situar la región en el mapa geográfico de España? Comarca de Cataluña poco conocida, se ubica en la zona del Bajo Ebro entre Gandesa y Tortosa y, como dice el protagonista, allí “no pasa nada”.

Allí aterriza Melchor Marín, un Mosso d’Esquadra, héroe en los atentados yihadistas de Cataluña, apartado de Barcelona por su seguridad. El tranquilo destino se convulsiona con la atroz tortura y asesinato de un acaudalado matrimonio de ancianos, dueños de las Gráficas Adell. Múltiples hipótesis y atentas investigaciones no conducen a ningún sitio y el caso se cierra. Pero el tesón de Melchor logra esclarecer el crimen, en el que subyacen brutales episodios que se remontan a la guerra civil. Esta trama se completa con la tremenda historia anterior del policía, factor de apariencia pegadiza pero que redunda en el sentido último del libro.

Si nos limitamos al resumen anterior, el lector pensará  que esta novela no es más  que intriga policiaca. Sin embargo, es mucho más. Intencionalidad moral subrayaba yo en mi presentación del libro. Es evidente que sobre todo en el tramo final, el tono adquiere una dimensión dialéctica, un espesor insospechado ya que se trata de odio, venganza, maldad. Cuando por fin Melchor descubre quién organizó el asesinato de la pareja Adell y por qué aquel pretendido ciudadano mexicano, en realidad oriundo de Bot (un pueblo de Terra Alta), hizo que la ejecutaran  con tanta crueldad, entendemos que no fue por robar simplemente. Daniel Armengol odiaba a Paco Adell por ser él intratable con sus empleados y en particular con Ferrer, el marido de Rosa, la hija de los Adell. Sobre todo, quiso vengarse del entonces niño Paco (Adell) que mató a su propio padre porque, durante la Guerra civil, no pertenecían al mismo bando.

Reflexión histórica, otra vez presente como en muchas de las novelas anteriores de Cercas. En el pueblo de la comarca, los ancianos no conocen otro tema de conversación que la famosa batalla del Ebro después de la cual quedṓ sellado el destino de la Segunda República. Tuvo lugar de julio a noviembre de 1938 en el cauce bajo del valle del Ebro donde republicanos y sublevados se enfrentaron en duros y crueles combates que partieron en dos, y definitivamente, a la población de los pueblos de la comarca.

Otro tema grave que recorre la novela es la reflexión sobre qué es la justicia. En el momento de escuchar la verdad de la boca de Daniel Armengol, Melchor tiene sus dudas. ¿Qué hacer con una verdad disyuntiva, entre dos versiones diferentes sobre lo que pasó? ¿Perseguir al culpable y condenarlo?  ¿O tratar de entenderlo con sus sufrimientos? “La absoluta justicia puede ser la más absoluta de las injusticias” como decía el Inspector Barrera, jefe de Melchor.

Al contrario de Javert en” les Misérables” de Victor Hugo, el cual se tira desesperado al Sena, Melchor tiene la certeza de que quiere vivir porque tiene una niña, Cosette, a la que ama como amó a su mujer, Olga, victima colateral de los asesinos de los Adell. En esta novela, y es una de sus originalidades, hay un incesante dialogo entre Terra Alta y los Miserables, obra que Melchor descubrió cuando de joven estaba en la cárcel. Profesaba una gran admiración por esa gran novela del siglo 19 que tuvo la capacidad de penetrarle el alma.  Sentía que ese libro era un espejo de su propia vida y que gracias a él había empezado a entenderse y había descubierto su vocación. “Melchor convierte la literatura en un instrumento para vivir más, de manera más rica y compleja, en defensa contra las ofensas de la vida” (Entrevista a Javier Cercas, Cartagena de Indias, 2020).

Si la literatura pudo determinar el destino de Melchor, seguro que también puede interpelar al lector, no dejarnos indiferentes.

Fue mi caso durante la lectura de esta novela palpitante que propone un cruce de graves conflictos morales, con proyección en la realidad española actual que, por supuesto, no resuelve.

Martine Melebeck