Datos cifrados en (o de) artículos periodísticos

Puente 175 (marzo 2020)

Datos cifrados en (o de) artículos periodísticos

Hans Le Roy
CVO Semper
Odisee

Los de ‘letras’ raras veces coinciden en los de ‘ciencias’ en cuanto a gustos e intereses. Por ejemplo, a los filólogos o los profesores de ELE no les suele entusiasmar mucho la perspectiva de trabajar con Excel. Suelen esquivar la pregunta y usar otra herramienta u otro camino para lograr sus objetivos.

Y sin embargo sacar datos cifrados de un texto cuadra perfectamente con objetivos definidos en el Marco Común Europeo de Referencia:

  • Se aplica en situaciones prácticas de la vida diaria: encuentra y comunica información concreta y sencilla
  • Ofrece y recibe información relativa a cantidades, números, precios, etc (MCER p. 80 – nivel A2)
  • Es capaz de captar el sentido de material escrito, informativo y sencillo, y en descripciones breves y simples, sobre todo si hay apoyo visual. (MCER p. 72 – nivel A1)
  • Comprende la mayoría de los programas de televisión que tratan temas de interés personal, como, por ejemplo, entrevistas, breves conferencias e informativos, siempre y cuando se articulen de forma relativamente lenta y clara (MCER p. 73 – nivel B1)
  • Sintetiza y comunica información y argumentos procedentes de varias fuentes. (MCER p. 80 – nivel B2)

También para la expresión:

  • escribir artículos para revistas, periódicos, boletines informativos, etc. (MCER p. 70)
  • puede tomar parte en discusiones que suponen un intercambio de información sobre hechos concretos o en las que se dan instrucciones o soluciones a problemas prácticos (MCER p 78 – nivel B1)
  • Comunica con total certeza información detallada. (MCER p. 80 – B2)

Ahora bien, ¿y qué ocurre con los datos cifrados? Quiero proponer un par de pistas

Comprensión

El texto

Se puede tomar un texto como punto de salida – cualquier texto, con tal de que se mencionen números o cantidades– como: en unos años, para unas personas, etc. Por ejemplo, este artículo sacado de 20Minutos


Las quejas por ruido a la Síndica de Barcelona crecen un 25% en 2019

Carla Mercader  03.02.2020 – 06:27h

  • La mayoría fueron por molestias provocadas por bares, recogida de basura y aires acondicionados.
  • Vilà denuncia que la Guàrdia Urbana no comprueba que los eventos en la calle no superen los límites de ruido.
  • Un 55% de los ciudadanos vive con un nivel de contaminación acústica por encima del tope que aconseja la OMS.
  • La contaminación acústica en Barcelona no solo es un problema reconocido por el propio Ayuntamiento, sino que a juzgar por los datos que maneja la Síndica de Greuges de la capital catalana, Maria Assumpció Vilà, se agrava. A lo largo de 2019, informan desde su oficina a es, esta defensora de los ciudadanos recibió un total de 79 quejas por ruido, cifra que supone un aumento del 25,4% respecto a 2018 (63).
  • La mayoría fueron por molestias generadas por aires acondicionados, bares, terrazas y recogida de basura y voluminosos, apuntan las mismas fuentes, que sin embargo, también llaman la atención sobre la contaminación acústica que generan los eventos que tienen lugar en la vía pública. Y es que aunque en 2019 solo recibieron una reclamación referente a este asunto, después de supervisar varias del mismo tipo en los últimos años han detectado que «no siempre se cumplen los requerimientos acústicos legales cuando se celebran actos al aire libre».
  • La queja del año pasado a la Síndica la presentó un ciudadano que lamentó molestias por el «elevado volumen» de los altavoces que se usan en las actividades, los encuentros y las celebraciones que se realizan en la plaza Universitat, donde vive y trabaja. A raíz de la denuncia del hombre, que contó que el ruido en este punto de la ciudad en más de una ocasión produce vibraciones en los cristales de los balcones, la Síndica pidió un informe al Ajuntament, y concluyó que la Guàrdia Urbana «no comprueba que el nivel acústico de los actos autorizados esté dentro de los parámetros permitidos». «De esta manera, por muchas condiciones técnicas que se impongan para garantizar el descanso de los vecinos, difícilmente el Consistorio sabrá si se cumplen o no», apunta Vilà.
  • Además, la Síndica denuncia que no se considera «el deber de informar al vecindario más directamente afectado por los actos lúdicos programados de las afectaciones que tendrán que soportar y de los horarios de inicio y finalización», por lo que no se respetan «los artículos 21 y siguientes del reglamento de espectáculos públicos y actividades recreativas».
  • El último recuento del Ayuntamiento de sanciones por provocar contaminación acústica y no respetar así la Ordenanza de Convivencia del Consistorio muestra que, en la línea de las quejas por ruido que llegan a Vilà, las multas, aunque más ligeramente, también aumentan. En 2018 se impusieron 4.727, cifra que supone un 1,2% más que el año anterior (4.670) y un 8,3% más que dos años antes (4.365).
  • Las protestas por molestias acústicas contabilizadas a través del sistema municipal de recogida de incidencias, reclamaciones y sugerencias (IRIS), sin embargo, descendieron levemente de 2017 a 2018, un 2,2%, al pasar de 3.291 a 3.218.
  • Por otro lado, el Anuario de Contaminación en Barcelona 2019 elaborado por investigadores independientes con el apoyo de la Fundació ENT, dedicada a la innovación en el ámbito ambiental, concluye que durante el día, un 55% de la población de Barcelona vive expuesta a un nivel de ruido que supera el límite que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que por la noche el porcentaje crece hasta el 57%.
  • Si se tienen en cuenta los topes que establece la Ordenanza de Medio Ambiente del Ayuntamiento, la proporción de ciudadanos que los sobrepasa es más baja. Durante las horas diurnas un 34% los supera y durante las horas nocturnas, el porcentaje es del 33%.

·         A la espera del nuevo mapa del ruido

  • Desde 2015 el Consistorio tiene en marcha un plan para reducir la contaminación acústica y trabaja con un mapa del ruido en Barcelona que se puede consultar online y se renueva cada cinco años, para poder incidir en los puntos más conflictivos. Estaba prevista una actualización en 2018, pero todavía no se ha realizado. Fuentes municipales apuntan que los datos para elaborar el mapa se presentaron ese año, pero que aún se está trabajando en su diseño.

https://www.20minutos.es/noticia/4127204/0/quejas-ruido-sindica-barcelona-crecen-2019/


La actividad consiste en la identificación de los datos (por ejemplo, ‘quejas por ruido’ y ‘multas’) y los variantes (los años : 2018 y 2019, para empezar) – y luego los datos concretos. Todo esto se puede formalizar en una tabla (Excel u otra)

2017 2018 2019
quejas por ruido 79 63
multas 4365 4727 4670
IRIS 3291 3218

 

Si los alumnos saben cómo manejar Excel, se les puede pedir que calculen los porcentajes mencionados en el texto.

Si elaborar una tabla de cifras no suscita interés, otra perspectiva posible es la de crear una infografía. Se puede usar Powerpoint que contiene modelos de infografía (que se encuentra poniendo infography en el espacio de búsqueda en la pantalla de inicio de la aplicación):

o VISME.COM, una web de uso gratuito:

Actividades en clase

En clase se puede hacer:

  • Fabricar una tabla similar por los alumnos, o por los alumnos en grupos
  • Comparar los datos del texto con una tabla, y pedir que se corrija lo que no corresponda

Expresión

Los datos cifrados también pueden constituirse en objeto de un ejercicio de expresión oral o escrita. Para encontrar algunas ideas puedes entrar vía

images.google.com

poniendo como términos de búsqueda

datos tabla y un tema

En las opciones avanzadas, cabe indicar que se buscan materiales libres de derechos.

En cuanto se ha encontrado algo interesante, se formula la instrucción. Entre las posibilidades:

  • hacer escribir un texto, eventualmente en grupos
  • en una actividad por parejas o en grupos, que se presenten los datos cifrados a la pareja o a los otros miembros del grupo; luego comparar la tabla hecha con la(s) otra(s) del grupo

Síntesis

Los textos con datos cifrados pueden ser el arranque de una actividad de comprensión y una tabla o una infografía puede ser la base de una actividad de expresión.

Bibliografía

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (2002). Marco Común Europeo De Referencia Para Las Lenguas: Aprendizaje, Enseñanza, Evaluación. Madrid : Instituto Cervantes. https://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/marco/cvc_mer.pdf