¿Hay vida después del comunicativismo? – Enseñar y aprender lenguas en la globalización

Puente 171 (marzo 2019)

Taller inaugural ELE Lovaina 2019

25 de enero de 2019

Instituto Cervantes de Bruselas

¿Hay vida después del comunicativismo? – Enseñar y aprender lenguas en la globalización

Álvaro García Santa Cecilia – Instituto Cervantes

En estos momentos bastante agitados, se habla mucho de cambio climático, de globalización, de participación directa del ciudadano en el poder político… Contexto “ideal” para ver chorrear la lluvia por los cristales del Instituto Cervantes y escuchar a Álvaro García hablándonos de cambio de pautas, también en la enseñanza de ELE.

La idea de partida del taller es el cuestionamiento del comunicativismo. ¿Qué se entiende por “comunicativismo? A todos los docentes de ELE con algún año de experiencia nos suenan las palabras “enfoque comunicativo”; “currículo comunicativo”; “manuales comunicativos”. Ha habido un verdadero fervor ideológico por lo “comunicativo”, no solamente en la enseñanza de las lenguas sino también en cierta visión del mundo que creía que los fundamentos del conocimiento se encontraban en lo universal, en lo mejor para todo el mundo. En el mundo laboral, por ejemplo, se trataría de una tendencia a categorizar la comunicación interpersonal en una serie de destrezas técnicas que se pueden identificar, cuantificar, predecir y, en definitiva, controlar.

Estos 10 últimos años, sobre todo, en el contexto de la globalización geo-cultural, se comienza a cuestionar este predominio del carácter instrumental de la lengua. Ya a partir de los años 2000, el escepticismo hacia lo anterior conduce a buscar alternativas posibles y a promover un nuevo enfoque del pensamiento denominado “posmoderno”.

¿Qué cambia de manera general?  La idea de la comunicación se abre hacia un modo de competencia intercultural. Esta nueva visión tiene que ver con la circulación de valores e identidades entre culturas, con la construcción de significados más que con el intercambio de significados.

En el campo de la enseñanza de las lenguas, hablamos de una pedagogía “posmétodo” en la que cobran mayor importancia:

  1. Las particularidades locales y contextuales
  2. La capacidad de los docentes para gestionar su propia enseñanza
  3. El posible desarrollo de la identidad de los aprendices y docentes dentro de la clase de lengua

En el ámbito del diseño curricular, propuestas como la de las multiliteracies o multialfabetización proponen dar un nuevo tratamiento a los textos, con sus variantes de géneros, para que puedan servir como reflexión y análisis sobre la propia cultura y la nueva. En el ámbito de la definición de competencias, la denominada competencia simbólica, alineada con la competencia intercultural, pretende que los alumnos sean capaces de construir un “tercer lugar” o “tercera cultura”, entendidos como un proceso simbólico de creación de significados o de sentido que va mas allá de las dualidades de las lenguas y culturas nacionales.

Fin de la introducción teórica, bastante larga de duración y compleja, sin duda, pero imprescindible para entrar en las propuestas prácticas del taller a continuación. Álvaro García domina su propósito con maestría, sin leer sus notas, casi sin consultar su PowerPoint que sólo servía de soporte visual global.

Para ilustrar la competencia simbólica, el profesor nos dio una corta frase sencilla, fuera de todo contexto: “¿Cuál es mi copa?” ¿Qué significado le dábamos?  “¿Copa para beber?” o “¿copa-premio?”. Por la frecuencia de nuestras experiencias compartidas, pensamos primero en “fiestas… bebemos de una copa… la dejamos un momento en la mesa…y luego, tenemos una duda… ¿cuál es la mía?”. O sea que con estos signos lingüísticos, primero descodificamos pero esto no basta para dar significado. Luego codificamos a partir de un contexto extralingüístico cultural.

A continuación, observamos diferentes textos (un relato de viaje, correos electrónicos…) escritos todos por alumnos de ELE y destinados directa o indirectamente a sus profesores. ¿Qué pasa con estos textos?  ¿Funciona la comunicación? ¿Hay errores que impiden la comunicación o que solo indican la interferencia lingüística y/o cultural de otra lengua y cultura? Generalmente, entendemos los mensajes a condición de tener en cuenta el contexto cultural de comunicación del otro.

 

Correo de Vicente

Asunto/ Mucho gracias

 

Madrid 16 de febrero de 20…

 

Estimada profesora. Soy Vicente, ya he aprabado, ahora estudio en segundo. Mucho gracias por su ayudar! El clase enpiensa a las 5 y dermina a las 7 de la tardes, me encuentre dos companenas son Lamia y Linjun. Creo en este curso

 

Muy muy difícil, porque no aprendo las palabras suficientes, gramática mas difícil que antes.  Mi maestra no tan interesante como tú, muy seria, no entiendo mucho en clase. En 09 de febrero hice un exsamen de prácticas de conducir, pero mala suerte,

 

Suspendido. Este viernes voy a hacer otra vez… Quiero buscar trabajar, no trabajar no hay comidas. Quandoenpensar trabajar no hay tiempo para estudiar. ¿A ti le gusta leer el periódico?

 

Un abrazo.

 

 

Este  ejemplo relevante es el de un correo electrónico de un estudiante de origen chino para quien lo más importante era mostrar su afecto hacia su interlocutor para obtener de él algo más (interferencia de una cultura de contexto alto). En este contexto, tuvimos que esforzarnos en descubrir las intenciones del emisor (encontrar un trabajo gracias a su profesor).Así pues, ¿cómo facilitar esta labor hacia la competencia simbólica?

Atención a:

 

  • Marcos (familias de palabras, campos semánticos)
  • Esquemas (redes de proposiciones)
  • Guiones (secuencias de “acciones “, por ejemplo: ir de compras/viajar…)
  • Representaciones prototípicas. Ej. el  mejor ejemplo dentro de un grupo de objetos: árboles – el roble (en España).

Otro ejemplo ilustrativo: el de John, estudiante universitario estadounidense que acaba de llegar a España para participar en un programa de posgrado que le ofrece su propia universidad americana en el campo de la lingüística aplicada.

From/ John T.

Sent: Tuesday, November 13, 2012

To: JA

Subject: Re: Noticias de la profesora C.

 

Hola profe,

Qué lástima… espero que ella se sienta mejor muy pronto. ¿Podré observar la clase tuya de Avanzado 1 el martes que viene?

Saludos

John

 

En este correo, parece que la dificultad radica en un error de género de texto. John escribe como si hablara oralmente. Trabajar las “multiliteracies” o la “multialfabetización” resulta fundamental para poder comunicar.

A este respecto, Álvaro García nos hizo reflexionar sobre dos géneros textuales diferentes:

  1. El cuento (el cuento de Arturo)
  2. El texto periodístico (un artículo sobre la cuestión del traslado de los restos de Franco).

Del cuento, nos leyó el inicio. Paró la lectura en un momento crucial y nos pidió imaginar la continuación… ¿Cómo es que pudimos acertar en el difícil intento y además presentar respuestas o versiones muy semejantes? Porque todos conocíamos el “guion” o “script” propio de este género literario, además de saber algo del contexto cultural/histórico en el que se situaba el relato (Medioevo occidental/Leyenda del Rey Arturo/ Caballeros de la Mesa Redonda/ brujas…).

Con el texto periodístico, pasó casi igual: saber algo de la Guerra civil, del Valle de los Caídos, del cambio político en la España de hoy… ayuda a la comprensión de la información.

 

Para trabajar este género escrito (texto periodístico informativo), hay que dedicar especial atención a:

Principios de textualidad Normas de textualidad
cohesión eficacia
coherencia efectividad
intención adecuación
aceptabilidad
informatividad
situacionalidad
intertextualidad

Para concluir, diría que fue una sesión inaugural de alta densidad, cuyo contenido removió algunas de nuestras certezas sobre nuestra práctica docente en clase de ELE.

Lo que a mí me animó sobre todo es la convicción de que queda mucho por recorrer en este camino hacia una comunicación más efectiva y más abierta a las otras “culturas” dentro de un espacio en donde compartir creatividad y autonomía sea posible.

Martine Melebeck