Presentación de la cultura en clase de ELE a través de la pintura

Con motivo del centenario de Salvador Dalí, la V.U.B. organizó el pasado 6 de febrero un seminario de formación para los profesores de español, dedicado al enfoque cultural en la enseñanza de los idiomas y más específicamente al uso del arte en la clase de español.

El ponente era Federico Curto, asesor técnico en la Consejería de Educación de la Embajada de España.

Para introducir la importancia de enseñar la cultura en la clase de ELE, Federico nos enseñó una serie de comportamientos que exige la sociedad y que forman parte de lo culturalmente correcto. No olvidemos, en efecto, que la cultura forma parte de la lengua puesto que lengua y cultura son indisociables.

Luego nos presentó una biografía así como una introducción a la obra de Dalí. Dalí, ese pintor nacido hace exactamente un siglo y que murió en 1989, que ha creado un icono de grandeza, una forma de ser.

Había nacido en una familia tradicional y burguesa, de padre notario en Figueras, muy autoritario, y la personalidad independiente del pequeño Salvador, así como su espíritu autónomo le hicieron rebelde a toda autoridad. Pasó gran parte de su infancia en Cadaqués, donde la familia tenía una casa, y este puerto de la Costa Brava ha quedado como telón de fondo en todas sus obras.

Interesado en los movimientos vanguardistas de la época, como el puntillismo, el impresionismo y el cubismo, estudió en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Allí, en la residencia de estudiantes, se hjzo amigo de Luis Buñuel y de Federico García Lorca, con los cuales colaboró también profesionalmente (rodó El Perro andaluz con Buñuel e hizo el decorado de Mariana Pineda, una obra teatral de Lorca).

En 1929 se marchó para París donde encontró a Picasso, a quien admiraba mucho. Aprendió el camino del surrealismo y pintaba sus sueños, sus obsesiones y sus alucinaciones. Fue un cambio personal y artístico que provocó la ruptura con su familia.

También en la capital francesa encontró a Gala, la mujer del poeta Paul Eluard. Dalí quedó fascinado por Gala que para él era el ser femenino, físico y espiritual, que siempre había buscado, pintado e imaginado. Fue la ruptura completa con su familia.

Con el producto de la venta de un solo cuadro, se compró una casa de pescadores en Port Lligat, en la que se instaló con Gala.

Seguía con sus obsesiones eróticas y sus blasfemias, pero rompió con el surrealismo, que le acusó de simpatía con los régimenes totalitarios por sus extrañas reflexiones sobre el nazismo. También pasó algunos años en Estados Unidos, de 1937 a 1948.

Cuando volvió a España, empezó su época mística y clásica, llena de religiosidad y de misticismo español.

Después de esta introducción bastante nutrida e ilustrada por muchas reproducciones de obras del pintor, Federico nos explicó cómo aplicar la pintura en tareas en la clase de ELE. Primeró nos enseñó unas tareas sobre Dalí, realizadas a partir de textos por la Consejería de Educación en Reino Unido e Irlanda : De viaje con Dalí, Dalí 2004 y Dalí según Julia. Estas tareas son muy completas, puesto que proponen actividades de comprensión lectora, de vocabulario, de observación y descripción de los cuadros, y tantas otras.

Y para terminar esta interesante jornada pedagógica, los participantes tuvimos que imaginar tareas aplicadas a la pintura en la clase de ELE, inspirándonos en los ejemplos propuestos en la documentación que recibimos. Estos ejemplos ya podemos usarlos tal cual, puesto que a partir de cuadros de Murillo, Dalí o Goya, Federico elaboró una serie de actividades muy útiles para el profesor de ELE. Pero podemos también crear nuevas tareas soñando con los cuadros reproducidos, con los cuales se puede hacer mucho.

 Mireille VERDIÈRE